Modos de disparo de una cámara: Automático o Manual

Siempre dependiendo del modelo de la cámara puede que encuentres a faltar alguno de los modos que seguidamente veremos, como que halles alguno de más 🙂

Vamos a ver fundamentalmente qué diferencias hay entre dispara en modo automático o en modo manual. Como ya hemos hablado en anteriores artículos, una foto es la captación de luz que tenemos delante del objetivo y que posteriormente, tras un proceso de la información de esa luz, ésta se convierte en imagen. Los distintos modos de configuración de nuestra cámara de fotos se seleccionan mediante un dial en forma de círculo donde aparecen las iniciales o dibujos correspondientes a cada uno de las opciones disposibles:

  • Automático (A): En este modo de disparo de nuestra cámara es el diseño  de la ingeniería del fabricante de la misma la que decide los parámetros o valores precisos para captar la cantidad de luz que se considera necesaria para garantizar un resultado óptimo. Los valores son ISO (sensibilidad del sensor o película), el diafragma (el tamaño de la apertura por la que dejaremos pasar la luz) y el obturador (el tiempo que permitimos que la luz entre e incida en el sensor). En esta posición no podremos variar ningún parámetro e incluso será disparado el flash si disponemos del mismo y la falta de luz hace que la cámara lo active.
    • Retrato, Paisaje, Deporte, Noche, Macro y No Flash: Son también modos de disparo automático pero con cada valor estamos dando una información primordial sobre dónde y cómo se encuentra el sujeto u objeto a fotografiar; priorizando en cada modo la velocidad, apertura, intensidad de luz …. (suelen estar representados por dibujos que simbolizan cada uno de los modos).
  • Manual (M): Este es el modo en el que todos los valores que intervienen en la elaboración de una fotografía son escogidos por el propio fotógrafo (representado en ocasiones por un cuadrado verde). Implican mucha habilidad, práctica y casi siempre un tiempo para la correcta combinación de dichos valores. Es la práctica y la combinación de parámetros, a parte de unos conocimiento de manejo de dichas variables, la que permitirá que cada fotógrafo le de su sello o impronta personal a esa foto.
    • Programmed Auto (P): Este modo es el modo Manual más cercano al automático. Puede parecer contradictorio pero diríamos que en este modo la cámara escoge de forma automática el tiempo de exposición y la cantidad de luz que deja pasar pero le permite al fotógrafo seleccionar la sensibilidad (ISO) y el balance de blancos (el tono que tendrá la fotografía).
    • Apperture Priority (A o Av) y Shutter Priority (S o Tv): Estos dos modos, diferenciados por unas u otras siglas según el fabricante, son modos automáticos que fijas unas valores de forma automática pero permiten al fotógrafo escoger una de las variables para jugar con ella.
      1. La Apperture Priority (A o Av) es un modo que prioriza la apertura del diafragma (el tamaño del agujero por el que dejamos pasar la luz) consiguiendo una mayor o menos profundidad de campo (desenfocar el fondo de la foto) y dejando a la cámara la selección del resto de variables.
      2. La  Shutter Priority (S o Tv) le permite al fotógrafo fijar el tiempo de exposición (tiempo que se permitirá el paso de luz hacia el sensor de la cámara) dejando que sea la cámara que fije el resto de valores que crea necesarios para garantizar una correcta captación de luz. Con este modo podemos conseguir congelar una imagen (algo que pasa a mucha velocidad como el agua caer) o el efecto contrario permitiendo un efecto sedoso o difuso.

Los modos A o Av y S o Tv son modos semiautomáticos que permitirán incidir en el resultado que vamos a obtener pero permitiendo obtener la fotografía en un menor espacio de tiempo que en modo totalmente manual. ¿Cual escoger? …. la mejor manera de saber qué modo necesitas dependerá de cada momento, de tu interpretación sobre la visión que tienes de la fotografía y de la experiencia en cada uno de estos modos. No tengas miedo y experimenta un mismo objeto con distintos modos hasta ser tú mismo el que decide qué resultados son los que tu prefieres.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × tres =

*