¿Necesito una cámara Réflex?

Existen 3 tipos de cámaras en función de sus características y no es que unas sean mejores que las otras. Simplemente cada tipo de cámara tiene una función y una finalidad determinada. Antes de determinar si necesitas o no una cámara Réflex vamos a diferenciar estos tipos de cámara:

  • Compacta : Son cámaras de reducidas dimensiones, fácil de llevar, sencilla de usar y económica. El tamaño del sensor es muy reducido, la óptica tiene sus limitaciones y casi siempre no es posible la configuración manual del disparo.
    Su precio va desde poco más de 40€.

  • Bridge : También son cámaras compactas pero disponen de una mayor capacidad de sensor y control sobre el manejo de la cámara. Disponen de un visor electrónico y un objetivo de mayor tamaño, que en la mayoría de los casos no es intercambiable, y mejores características técnicas como control manual o foto en formato RAW; aunque sin llegar a ser una Réflex se pueden obtener muy buenos resultados. Podremos encontrar diversos modelos desde unos 250€.
 
  • Réflex : Son cámaras de mayor envergadura, son incómodas de llevar y, aunque dispongan de opción de disparo automático, son más complejas de manejo. El tamaño del sensor es mayor que las otras opciones y los objetivos son intercambiables. Dispone de control total sobre las opciones de disparo y configuración de la cámara y su precio de partida puede rondar los 300€. Este precio suele dispararse en cuanto adquirimos algún objetivo más para ampliar las características de nuestra óptica.

 ¿Cómo podríamos concluir qué cámara necesitamos? Viendo las características de los tres tipos yo diría que su queremos una cámara para hacer fotos ocasionales o simplemente para captar esos momentos de fiestas de cumpleaños, vacaciones o para tener un recuerdo de nuestras salidas o encuentros, deberíamos ya descartar de entrada las Réflex y recomendaría una compacta si no deseamos complicarnos la vida.
Si por otro lado queremos hacer fotos en los mismos términos que acabamos de comentar pero deseamos disponer de una mayor calidad fotográfica del resultado, poder jugar con los valores de disparo y no nos importa gastarnos un poco más, nuestra opción sería una Bridge.
Y nos queda la Réflex que la dejaríamos para aquellos usuarios apasionados de la fotografía que invierten muchas horas en experimentar, jugar y valoran una foto por el resultado artístico de la misma. Su mayor coste, tanto en el cuerpo de la cámara como en los objetivos, la mayor dedicación de tiempo y el engorro de llevar el material en una mochila o bolsa de viaje para llevarlo todo consigo es lo que define este tipo de cámaras.
Los precios indicados son orientativos puesto que hay ofertas de fabricantes y nuevos modelos que hacen variar los rangos indicados.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =

*